domingo, 29 de abril de 2007

Bocca y la inseguridad

El viernes nos juntamos temprano para ir a ver a Julio Bocca, éramos una banda! para disfrutarlo y para lamentarnos por su despedida del ballet...
Mientras tomábamos un cafecito volví a sacar el tema que horas antes había compartido con algunos vecinos en un muy grato encuentro.
Algunos de mesas cercanas que escucharon se sumaron a la charla.
- Nos preocupa el tema de la inseguridad –arrancó una mujer joven, como de unos 40-. Qué propuestas tiene el Partido Humanista?
Era una pregunta de cliché y así se lo hice saber.
Yo quería indagar qué le pasaba a ella con el tema.
-No me hagas una entrevista, mejor conversemos como buena gente que está del mismo lado, queriendo encontrar una salida a un tema tan preocupante como la violencia- le respondí.
- Qué me pasa a mi?, y a toda la gente –aclaró- que ya no sabés de dónde va a venir el golpe, te asaltan en la calle, en tu casa, un día un vecino se levanta mal y te mata porque tenés la música fuerte, o porque le estacionás el auto en la puerta de su casa, o porque le rayaste el auto. Una locura!!

- Y si tenés hijos que van a la escuela, no sabés si vuelve sano, o si algún compañerito apareció con un arma y lo agredió. Y encima no va preso...Y nadie hace nada! –agregaba alguien con indignación.
Esto merece más tiempo, me dije mirando el reloj que indicaba que en 15 minutos había que partir para el Opera.

- Creo que el problema fundamental actual es la violencia, la inseguridad es una sensación que registramos por la violencia creciente que se experimenta en todos los ámbitos.
El grado de insatisfacción de las personas, sobre todo lo jóvenes, la impotencia frente a situaciones de maltrato sostenido, por ejemplo institucional, va llevando a las personas a respuestas violentas que muchas veces terminan en tragedia y no están vinculadas a “actividad delictiva”, al contrario, el autor es un señor vecino con el que te cruzas todos los días.
Esto muestra que hay otros factores, que están en la raíz del problema y que no son tenidos en cuenta cuando los funcionarios y candidatos a ejercer el poder, proponen soluciones que implican más policías en las calles, o camaritas para que te espíen, o endurecer las leyes penales.
Para empezar es necesario hacer cumplir la ley, que el Estado cumpla la ley, descomprimiendo la presión que hoy ejerce sobre los ciudadanos, por acción u omisión. Cromagnon es un claro ejemplo de incumplimiento de la ley.
Que el Estado cumpla la ley garantizando a toda la población sin discriminación alguna, el efectivo ejercicio de los derechos sociales y económicos
Y simultáneamente incorpore en todos los niveles de enseñanza la Educación en la metodología de la no-violencia, como punto de partida para la construcción de un nuevo sistema de relaciones sociales.
Y ahí quedamos , con mucho para conversar, pero Julio no espera, el espectáculo está por comenzar.....Y qué espectáculo! "Adiós Hermano Cruel", con una interpretación de Cecilia Figaredo de lujo.

5 comentarios:

Juan de Palermo dijo...

Al partido Humanista lo voto desde que tengo 18, me parece un partido coherente y con ideas claras. mucha suerte para estas elecciones.

Carlos dijo...

Aguante los Humanista!!!

Diego Humanista dijo...

Je, muchos de los que piden "seguridad" en realidad quieren "segurinaje", parafraseando a su (para ellos) muy querida frase de "libertad pero no libertinaje"

Un gran abrazo, Lia!

Diego

LIA MENDEZ dijo...

Gracias Juan de Palermo y Carlos.
Necesitamos fiscales .Podrían darnos una mano?

LIA MENDEZ dijo...

Esa me gustó Diego! "Segurinaje" para mi (y sobre todo para mis "pertenencias").